18 de junio de 2017

Circular por los prados de Son

Para terminar con la serie introductoria al Pirineo Catalán, una media ruta circular con salida y llegada en Son, el pueblecito de la bella iglesia románica que ilustra la página índice.

Por eso de que tocaba volver a la árida y calurosa Meseta, necesitábamos una ruta corta y que nos permitiera estar de vuelta a mediodía. Así que abrimos el mapa, unimos varios caminos con el dedo y decidimos dar vueltas cerca de Son por una serie de senderos que unen pastos en altura. Claro que, a diferencia de mis paisanos, los payeses de Son han pensado que ganan más dejando bosque alrededor de los prados, gente lista.

Muy cerca, al Oeste, entroncaríamos con la subida al Estany de Cabanes.

El perfil nos demuestra que se trata de un paseo apto para introducir a los novatos en el disfrute montañil.

Lo que viene a ser un paseíto antes de comer.

Página en Wikiloc donde descargarse el track. No llega a 10 km, y el desnivel se queda en unos cómodos 500 metros.

La ilustración ideal para esta ruta: unas vacas autóctonas (Bruna dels Pirineus) disfrutando de los dones del verano.
Nota: la foto es de uno de mis compañeros de excursión, que diga algo si quiere que reconozca públicamente su valía como fotógrafo etc.


De Espot al Estany de Sant Maurici

Continúa la serie de introducción al Pirineo Catalán. Esta ruta nos lleva hasta el lago que da nombre al Parque Nacional, y es muy popular, lo cual no le quita encanto aunque sí tiene pinta de estar un tanto masificada. Siendo un lunes de temporada baja vimos unos cuantos andarines y también algunas excursiones escolares, aunque los niños nunca se separan mucho del autobús.

Habría sido mejor llegar con el coche hasta un aparcamiento a unos 3 km de Espot, aunque salvo el primer kilómetro, pronto se pierde de vista la carretera llena de taxis-todoterreno. Por suerte, y esto es común a todas las rutas de esta serie, pronto empieza el bosque, primero pinar y luego de abetos.

Lo bonito empieza al entrar en la zona verdosa del mapa, y lo espectacular al llegar al lago.

Tras llegar al lago subimos al Estany de Ratera al lado de una preciosa cascada, y cerramos la ruta por una serie de miradores a cada cual más espectacular. En el mapa se ve una incursión al Oeste, al Portarró de Espot, un collado ya de alta montaña que permite ver las cumbres de la parte de Aigüestortes.

Los últimos 300 metros se los ahorraron quienes se limitaron a dar la vuelta al estany.

Página en wikiloc con el track. 25,5 km y 1.100 metros de desnivel (1.700 según Wikiloc, pero creo que se pasa un poco) parecen mucho, pero en un lugar tan hermoso se hacen casi sin darse cuenta.

Vista desde el Portarró. Por fin algo con pinta de alta montaña.

Para terminar, algo de agua. En lugar de otra foto de un lago, la cascada que cae desde el estany de Ratera al de Sant Maurici

Estany de Gerber

Ascensión corta y cómoda para recuperarnos de la paliza del día anterior, dentro de nuestra introducción al Pirineo Catalán.

Se sale del aparcamiento del primer remonte de la estación de esquí de Baqueira, todavía en el lado sur del puerto de la Bonaigua. La ruta es bonita y sencilla, si el resto de la expedición no hubiera amenazado con amotinarse habría seguido un poco hacia el sur.

 La ruta. Esa carretera roja tiene alguna curva, dicen.

Página en Wikiloc con el track.

Los 8,7 km de longitud y 540 metros de desnivel dan fe de que se trata de un grato paseo.

Hay gente que va más lejos para comprar el pan.

Después de llegar al estany se puede seguir la pista que lo rodea por el Este y continuar explorando, cosa que no hicimos 😐. Por lo menos llegamos hasta una cascada espectacular.

La recompensa por haber llegado hasta el final.

Por la Mata de València al Estany Negre de Cabanes

Esta fue la primera ruta de esta breve lista. Salimos andando de la pensión La Creu de Esterri (muy recomendable lugar, por cierto), pasamos por el pueblo vecino de València, cruzamos el fresco y oscuro bosque de abetos llamado La Mata de València y subimos al cercano Estany Negre de Cabanes.

 Mapa del recorrido. Estaré encantado de enviar el track a quien me lo pida.

Ruta un poco excesiva en cuanto a longitud, complicada por nuestro desconocimiento del camino -hubo más de un despiste-, que se puede comprobar comparando la ruta de ida con la de vuelta.

Perfil de la etapa


Track en wikiloc. Según ellos, la etapa tuvo casi 28 km (me lo creo) y un desnivel acumulado de 2,037 metros, lo cual me parece un tanto exagerado. Yo lo dejaría en 1.300.
Diez horas incluyendo descansos.


El Estany Negre de Cabanes es así de bonito.


Introducción al Pirineo Catalán

Siguiendo la vocación de servicio público que distingue a este blog, publico aquí cuatro rutillas para descubrir el parque nacional/natural del Lago de San Mauricio (Estany de Sant Maurici en el original). Estuvimos un fin de semana alargado hasta el martes a principios de junio, lo cual es temporada bajísima, pues casi todo está pensado para la temporada de esquí o para las vacaciones escolares: una delicia.

El parque Estany de Sant Maurici/Aigües Tortes se extiende por un amplio macizo repleto de pequeños lagos (el equivalente al ibón aragonés se dice estany en catalán, estanh en occitano/aranés - vive la difference!) con alturas ya más moderadas que no llegan a los 3.000 metros pero con el típico y espectacular relieve pirenaico, y con amplios bosques de abetos, pinos y abedules que llegan hasta algunas cumbres de 2.300 o más metros, lo cual contrasta con la destrucción que se ve en las montañas castellanas.

La zona de interés, click para ampliar. La chincheta roja está en nuestra base de operaciones, Esterri d'Aneu. Arriba a la izquierda empieza el galimatía de pistas de la estación de esquí de Baqueira (Arán-Aneu creo que se llama)


Estas fueron las rutas, cada una con su entrada correspondiente:
Aunque las grandes joyas del románico catalán están al otro lado del parque, en el Valle de Bohí, esta preciosa torre está en la aldea de Son, muy cerca de Esterri.

16 de abril de 2017

Robots

Hace unas semanas mantuve una breve conversación en twitter con Pedro Fresco tras leer este artículo de Manuel Hidalgo sobre las crecientes consecuencias en el empleo de la automatización en muchas áreas que hasta hace muy poco se consideraban seguras: ya no son sólo las cadenas de montaje, ahora llega al transporte (vehículos autónomos), la medicina (inteligencia artificial aplicada a la interpretación de pruebas diagnósticas), el comercio al por menor (cajas automáticas), y tantos otros campos.

Cada vez está más claro que el impacto en el empleo será terrible, y que más nos vale dotarnos de medios para compensar de alguna manera a los que pierdan su trabajo - mediante una renta básica, más y mejores servicios sociales que requieran más personal, u otras medidas, todas requiriendo unos recursos de que carecen actualmente los estados.

Durante la conversación se propuso la medida de gravar con una tasa adicional a los robots, como una forma de financiar esas medidas, y de que sean los beneficiados por el cambio tecnológico los que aporten más para paliar sus consecuencias. Pero ahí veo una enorme dificultad práctica: distinguir lo que es un robot. Prometí describirlo en unos pocos párrafos, que twitter será muy bueno para chistes pero para una argumentación medio digna nunca deja sitio.

Pedro Fresco definió robot como “cualquier automatismo que sustituye a trabajadores remunerados”. Es una definición que me vale, igual que “máquina capaz de ejecutar una serie compleja de acciones automáticamente” (Wikipedia). La de Pedro es más restrictiva, pero se adapta mejor a la discusión. Total, un dron que se dedique a sacar fotos de las montañas desde lo alto para que el dueño aburra a familiares y amigos habrá ejecutado una serie muy complicada de operaciones, pero no amenaza el empleo de nadie.

Cuando trato de aplicar la definición de “robot” a automatismos que conozco, llegan los problemas. Empiezo por los casos claros:
  • Un camión autónomo que deja en el paro al camionero que hacía la ruta Almería-Dortmund.
  • Una caja automática en un hipermercado.
  • El robot más famoso de todos los telediarios: un robot de soldadura en una cadena de montaje de coches. De color naranja, por supuesto.
Todos ellos son máquinas físicas que incluso se colocan en el sitio donde estaba el trabajador desplazado. Pasados los primeros años de fallos y ajustes, cada uno de ellos reemplazará a varios trabajadores, ya que pueden estar trabajando las 24 horas del día si hace falta. Aquí el legislador y el inspector de Hacienda no deberían tener demasiada dificultad en pasar el impuesto a la empresa propietaria.

 Los contadores electromecánicos como el de la imagen están en proceso de ser sustituidos por otros contadores que se conectan a la compañía y comunican el consumo. Ya no hace falta que vaya un empleado por todos los portales. ¿Robot, innovación en los procesos de negocio, o qué?

Pero la mayor parte de los procesos industriales y empresariales no van a ser tan claros. Por un lado, porque muchas veces los robots no son máquinas físicas, sino lógicas: uno o varios procesos ejecutándose en varios ordenadores. Otras veces, porque va a ser un proceso gradual en el que la automatización, de una forma muy paulatina y a menudo sin que haya despidos, hará que una división produzca lo mismo que hace 15 años con la mitad de empleados. Paso a dar ejemplos:
  • Una serie de procesos que recogen correspondencia de diferentes sitios, la ordenan por fecha y remitente, la filtran según una serie de reglas y la ponen a disposición de cada oficinista.
    Esta descripción no es más que la del correo electrónico. Apuesto a que en las empresas de cierto tamaño el número de empleados que recorren la oficina con un carrito repartiendo el correo interno y externo no es el mismo que en 1990.
  • En los aeropuertos, los sistemas de clasificación de maletas y transporte hacia las puertas de embarque, basados en códigos de barras y que sólo emplean personal en los últimos metros, cuando hay que subirlas al avión.
  • Los sistemas de gestión de almacenes: leyendo entradas y salidas de mercancías (ya no hace falta ni código de barras, basta una etiqueta de radiofrecuencia) no sólo mantienen el inventario al día, sino que alimentan los sistemas de contabilidad y facturación. Ha llevado mucho tiempo y mucha inversión llegar a donde estamos ahora, unos sistemas increíblemente eficientes.
  • Unos programas que residen en los nodos de una red móvil (estaciones base, centrales de tránsito, etc) y que midiendo constantemente el tráfico y la potencia de la señal y comunicándose entre sí optimizan la capacidad de la red en base a la cantidad de usuarios en cada área, condiciones de propagación radio, etc. Hace unos años todo eso lo llevaba a cabo un equipo de ingenieros bien pagados, que planificaban, hacían mediciones y calculaban los nuevos parámetros de configuración.

Podría seguir y seguir, pero creo que el argumento está claro: en muchos casos es imposible distinguir entre los aumentos de productividad debidos a las máquinas de los debidos a las mejoras en los procesos de negocio (un ejemplo clarísimo: el tráfico de contenedores destruyendo empleo en los puertos). Todos estos ejemplos se van instalando poco a poco, por fases; es fácil comparar el número de empleados de Vodafone en 2017 con los de 2002, pero ¿cuándo podemos considerar que es el momento de empezar a cobrar impuestos por haber cambiado el software de optimización de red? Casi con toda seguridad, los primeros años además necesitó de más personal, mientras lo instalaban, vigilaban y corregían los fallos.

Desde mi punto de vista, sería injusto gravar fiscalmente al primer tipo de robots y no hacerlo con el resto: probablemente el resultado sería un rediseño del proceso industrial o de negocio para que fuera imposible establecer el nexo causal entre automatización y pérdida de empleo. La ley fiscal acabaría convirtiéndose en un compendio de casos particulares, muy difíciles de aplicar en la práctica sin un alto nivel de colaboración por parte del empresario, lo cual no va a suceder.
Por tanto, creo que será más sencillo fijarse en la salida del proceso, ya que ahí sí se puede generalizar: como el fin de todo proceso empresarial es producir un beneficio económico, subamos los impuestos a los beneficios. Tampoco estaría mal bajárselo al trabajo, para hacerlo más atractivo frente a las inversiones en bienes de equipo.

14 de enero de 2017

Paseo entre el río Guadarrama y Villanueva de la Cañada

Esta misma ruta la describe perfectamente mi amigo Juande en su blog (incluyendo un track para cargar en el GPS), con lo que seré muy breve. Se trata de un paseo de unas tres horas entre encinares y luego mansiones e instalaciones hípicas y campo de golf, no en vano se trata de la 'zona cero' de la Gürtel: entre Boadilla, Brunete y Villanueva de la Cañada. Hay que fijarse en la tierra removida, no sea que en lugar de un jabalí con hambre lo haya hecho un concejal pepero enterrando el producto de sus robos.

Está muy cerca de Madrid, por lo que es ideal para una mañana tonta de invierno. Se puede dejar el coche al lado de la entrada de visitantes de las instalaciones de la Agencia Europea del Espacio, que para variar, en este país que tanto presume de descentralizado, están en Madrid. Probablemente volveré armado de binoculares a ver pájaros, que la cosa promete.

El recorrido, que por suerte sólo penetra por un momento en el infierno suburbano de chaletes de luxe y coches aparcados en la acera.

Algún dato:
  • Distancia: 13.73 km
  • Duración: 3h 42', incluyendo paradas
  • Desnivel: 340 metros  

 Perfil de la etapa, con dureza equivalente a cuando voy a comprar el pan.

Bienbenidos Umanos
Haz click en la foto para ampliar.
 

8 de enero de 2017

El cine en 2016

Este blog nunca fue especialmente activo, pero últimamente es una verdadera vergüenza. Un año sin haber publicado nada, y cuando por fin me pongo es para no romper la serie histórica que permite comprobar si de verdad el cine va de mal en peor desde 2012.  Ya son cinco años - 2012, 2013, 2014, 2015 y este que ahora nos ocupa.

Sigue parecido: este año vi menos películas, hubo menos que me dejaran entusiasmado pero la categoría más poblada sigue siendo la de "está bien para un rato". Sin embargo, me he descubierto dejando muchas a la mitad, que luego no me preocupé de añadir a la lista de malas de solemnidad: mi propósito de Año Nuevo es apuntarlas, para que luego no parezca que vivimos en el mejor de los mundos posibles blablabla.



Buenas: terminé muy contento después de ver la película.
- The hateful eight (Quentin Tarantino)
- The Martian (Ridley Scott)
- The end of the tour (James Ponsoldt)
- Bridge of Spies (Steven Spielberg)
- Spotlight (Tom McCarthy)
- Trumbo (Jay Roach)
- Hail Caesar (Coen brothers)

Decentes: me meto en la historia, llega a interesarme pero no salgo entusiasmado. Eso sí, pasé un buen rato y no tuve la impresión de haber perdido el tiempo.
- Seymour: An introduction (Ethan Hawke)
- The Big Short (Adam McKay)
- The Revenant (Alejandro González Iñárritu)
- Tangerine (Sean Baker)
- Kreuzweg (Dietrich Brügemann)
- The Stanford Prison Experiment (Kyle Patrick Alvarez)
- Que horas ela volta? (Anna Muylaert)
- Black Mass (Scott Cooper)
- Mustang (Deniz Gamze Ergüven)
- Carol (Todd Haynes)
- Youth (Paolo Sorrentino)
- Truth (James Vanderbilt)
- In the heart of the sea (Ron Howard)
- A Perfect Day (Fernando León de Aranoa)
- Being Evel (Daniel Junge)
- Anomalisa (Charlie Kaufman and Duke Johnson)
- Everybody wants some!! (Richard Linklater)
- The Nice Guys (Shane Black)
- Ghostbusters (Paul Feig)
- Indignation (James Schamus)
- Florence Foster Jenkins (Stephen Frears)
- The Magnificent Seven (Antoine Fuqua)
- The Handmaiden (Park Chan-wook)

Flojas: pasé un rato entretenido, como mucho, pero habría sido mejor dedicarme a cazar piojos o a sacar brillo a la plata.
- Legend (Brian Helgeland)
- Mission: Impossible-Rogue nation (Christopher McQuarrie)
- Sicario (Denis Villeneuve)
- Pan (Joe Wright)
- Spectre (Sam Mendes)
- Chi-Raq (Spike Lee)
- Krigen (Tobias Lindholm)
- The Witch (Robert Eggers)
- Demolition (Jean-Marc Vallée)
- Midnight Special (Jeff Nichols)
- Jane got a gun (Gavin O’Connor)
- Popstar, never stop never stopping (Akiva Shaffer)
- Money Monster (Jodie Foster)
- Captain Fantastic (Matt Ross)
- Les innocentes (Anne Fontaine)
- Star Trek Beyond (Justin Lin)
- Morris from America (Chad Hartigan)
- Lo and Behold, reveries of the connected world (Werner Herzog)
- Our kind of traitor (Susanna White)

Horrendas: total y absoluta pérdida de tiempo. Vaya mierdas.
- The Danish girl (Tom Hopper)
- Steve Jobs (Danny Boyle)
- Wiener dog (Todd Solonz)
- Francofonia (Alexander Sokurov)
- The neon demon (Nicolas Winding Refn)