22 de mayo de 2010

Estanh de Escunhau

Ruta nº 24 de la guía de la editorial Alpina dedicado a los lagos de La Val d'Arán.

Tres días trotando por la comarca pirenaica del Valle de Arán son suficientes para hacerse una idea de la geografía del paraje: un valle principal, surcado por el Garona y donde están los pueblos y aldeas, y estrechas gargantas a ambos lados de aquél, que ascienden hasta cabeceras en forma de circo glaciar en las que hay uno o varios pequeños lagos. Aunque no tengo pruebas fehacientes, sospecho que cada garganta pertenece a una aldea, que tradicionalmente aprovecharía los pastos en altura y los bosques de media ladera, siguiendo leyes antiquísimas y con pleitos y garrotazos a la orden del día.

Esta excursión fue muy parecida a la anterior, pero exagerando todo un poco: más distancia, más desnivel, y más nieve una vez superada la cota de 1500 metros. Bonito paseo por pista forestal subiendo por un hermoso bosque de abetos para seguir por la zona de pastos de montaña, hasta un ascenso final hasta contemplar el lago, ascenso agotador a causa de la nieve blanda y que en verano ni nos hubiésemos enterado.
La ventaja, disfrutar de un paisaje nevado espectacular, y no tener que compartirlo con nadie, salvo algún gamo despistado y el águila en lo alto.

Datos medidos con el GPS:

  • Distancia recorrida: 26,4 km
  • Tiempo en movimiento: 5h 56'
  • Tiempo parados: 2h 49'

Subida en zig-zag por una pista, hasta llegar al Barranc de la Bargadèra y seguirlo hasta su origen. Los dos kilómetros finales, desde una casa llamada 'Pletá dera Lana' hasta poder contemplar el Estanh, agotadores.

Este perfil se parece al de los días anteriores hasta que se fija uno en los números (click para ampliar). 1000 metros de desnivel, sumados a los 26 kilómetros y medio, cansan.

6 comentarios:

David dijo...

¿No debería ser "estany"? En el catalán que yo estudié, así era.
Por lo demás, me dan una sana envidia tus historias camineras, pero no consigo ponerme a emularte.

Miguel dijo...

Eso te pasa por estudiar... catalán, y no aranés, que es lo que se habla por allí.
Según la Whiskypedia,
"El Estatuto de Autonomía de Cataluña de 2006 establece que La lengua occitana, denominada aranés en Arán, es la lengua propia de este territorio y es oficial en Cataluña, de acuerdo con lo establecido por el presente Estatuto y las leyes de normalización lingüística (artículo 6.5)."

Lo hablan menos de 5.000 personas, pero en los mapas queda de lo más exótico :)

isabel dijo...

Sin duda alguna...agradable paseo para estirar un poco las piernas.. La distancia y el desnivel, perfectos... (que bien se ve todo cuando uno ya ha terminado!)

Luis dijo...

Pues ahora que le vamos pillando la técnica y el tranquillo, propongo que para la próxima vez alarguemos un poco las rutillas, a ver más estanhs...

Y a levantar el mapa topográfico de los Pirineos!

Marc, Vall Aran dijo...

Hola, acabo de encontrar tu blog y me pareció muy interesante. He tenido la oportunidad de visitar el Valle en varias ocasiones y me han gustado muchos de los sitios que he conocido.
Hermoso este paseo para tomar aire y dsifrutar de los paisajes, pero a estar preparados! Para los que no vivimos por aquellas alturas es muy duro.

Actualmente estoy planeando un nuevo viaje.
Me han recomendado varios sitios para conseguir alojamiento pero no tengo referencias de ninguno. Me puedes recomendar alguno? Sabes si http://www.pirinalia.com/apartamentos-valle-de-aran.html es bueno? Me lo han dicho varios amigos pero no he probado aún.
Muchas gracias.
Marc.

Luis dijo...

Marc, el sitio es bueno, es el que hemos utilizado nosotros. Eso sí, se ve que la Val d Aran ya está bastante explotado, así que es imposible contactar directamente con los propietarios (que es lo que a mí me gusta)y tienes que pasar quieras o no por una agencia que se lleva su parte, que para eso están. En Pirinalia tienes bastante variedad y por lo menos en nuestra experiencia el apartamento cumplía lo que prometía; eso sí, prepárate a soltar fianza y pago por adelantado y a confiar por tanto en la buena voluntad del propietario, que si no es tonto cumplirá su parte también.
Buena suerte y a disfrutar.